Blefaroplastia

Los ojos son estructuras sumamente delicadas que gozan de una gran riqueza expresiva. Los párpados son pliegues de piel y músculo que realizan miles de movimientos diarios con el fin de proteger los ojos de agentes externos que podrían lesionarlos. Factores como la gravedad, el daño solar, los movimientos musculares y el paso del tiempo contribuyen a que sus tejidos rápidamente se vuelvan flácidos y redundantes, creando una imagen de cansancio y preocupación y en algunas ocasiones afectando hasta la capacidad visual.

La cirugía de los párpados se denomina blefaroplastía y consiste en eliminar el exceso de piel y los depósitos de grasa que se acumulan paulatinamente en los párpados superiores e inferiores. Puede realizarse sola o acompañada de otros procedimientos faciales, como por ejemplo la ritidectomía.

La blefaroplastía tarda cerca de una hora. El cirujano realiza incisiones en los párpados superiores e inferiores generalmente en la línea de los pliegues naturales y posteriormente sutura la delgada piel con hilos muy finos, de tal forma que con el tiempo las cicatrices se vuelven imperceptibles.

Al terminar la cirugía, se aplica un ungüento en los ojos para evitar su irritación. Es normal que los párpados se inflamen y se sientan tensos durante los primeros días, para lo cual se le indicarán medicamentos antiinflamatorios.Pueden surgir equimosis (moretes), hemorragia subconjuntival (ojos rojos) o disminución transitoria de la agudeza visual (visión borrosa).

Se le citará entre tres y cinco días después de la cirugía para valorar su evolución y retirar los hilos de sutura. A los tres días ya puede retomar sus actividades diarias.

Recomendaciones

  1. Báñese al día siguiente, lavando la cara con agua y jabón, sin retirar el microporo sobre las heridas.
  2. No utilice lentes de contacto ni maquillaje por dos semanas.
  3. Absténgase de fumar y tomar licor hasta dos semanas después de la cirugía.
  4. Mantenga la cabeza elevada mientras duerme.
  5. Evite saunas, piscinas, el agua de mar y realizar ejercicio físico durante un mes.
  6. Evite la luz solar directa y utilice lentes oscuros para protegerlos.

Fotografías

Es importante comparar sus imágenes pre y post-operatorias para establecer y valorar en forma objetiva el cambio que se ha producido. Es por esto que su cirujano le tomará fotografías antes y después de su procedimiento quirúrgico.

Anestesia

La operación puede realizarse bajo anestesia local acompañada de sedación con el objetivo de que usted no sienta ningún dolor ni tenga recuerdos negativos. Sin embargo, si usted prefiere anestesia general, ésta debe ser proporcionada por un Especialista en Anestesiología y usted dormirá durante todo el procedimiento.