Lipectomia Abdominal

En la actualidad, las figuras delgadas y estilizadas son consideradas un ideal de belleza, según nuestras tendencias culturales. Existen factores como el sedentarismo, los cambios hormonales, el embarazo o variaciones drásticas del peso corporal que pueden contribuir a que los tejidos abdominales progresivamente pierdan su firmeza y se aprecien flácidos y péndulos, deformando significativamente su apariencia y afectando su autoestima.

La lipectomía abdominal o abdominoplastía consiste en la eliminación quirúrgica del exceso de piel y tejido graso del abdomen medio y bajo, así como el fortalecimiento de la tensión de los músculos del abdomen anterior con el fin de aplanar el vientre y remodelar los contornos abdominales.

La cirugía puede tardar entre dos y tres horas. El cirujano realiza incisiones abdominales para eliminar todo el tejido no deseado, mejora la tensión muscular del abdomen mediante pliegues con suturas especiales y luego sutura los bordes de la piel de manera que resulta una sola cicatriz transversal en el abdomen inferior que se oculta tras la ropa interior o el vestido de baño. Con el tiempo las cicatrices se vuelven casi imperceptibles.

Al terminar la cirugía, se coloca microporo en la herida y una faja abdominal compresiva. Es normal que el abdomen se inflame durante los primeros días, para lo cual se le indicarán medicamentos antiinflamatorios y analgésicos. Pueden surgir equimosis (moretes), dificultad para caminar, dolor leve al levantarse o alteraciones transitorias de la sensibilidad de esa zona.

Se le citará entre cinco y siete días después de la cirugía para valorar su evolución y retirar los hilos de sutura. A los diez días ya puede retomar sus actividades diarias.

Recomendaciones

  1. Cada día báñese con agua y jabón sin retirar el microporo de la incisión.
  2. Absténgase de fumar y tomar licor hasta 15 días después de la cirugía.
  3. Evite saunas, piscinas y agua de mar hasta 15 días después de la cirugía.
  4. Utilice la faja abdominal noche y día por 15 días y luego sólo en el día por dos meses, para modelado y soporte.
  5. No realice ejercicio físico durante un mes después de la cirugía.
  6. Si presenta fiebre, secreción excesiva por la herida, calor o enrojecimiento abdominal, consulte inmediatamente con su cirujano plástico.

Fotografías

Es importante comparar sus imágenes pre y post-operatorias para establecer y valorar en forma objetiva el cambio que se ha producido. Es por esto que su cirujano le tomará fotografías antes y después de su procedimiento quirúrgico.

Anestesia

Si el área que se va a eliminar es muy extensa es preferible realizar la cirugía bajo anestesia general, la cual debe ser proporcionada por un Especialista en Anestesiología y usted dormirá durante todo el procedimiento. En casos seleccionados la operación puede realizarse bajo anestesia local y sedación con el objetivo de que usted no sienta ningún dolor ni tenga recuerdos negativos.