Mamoplastía Reducción

MASTOPEXIA

Los senos constituyen en la figura femenina una fuente de belleza con un atractivo singular. Algunos factores como la genética, los trastornos hormonales, el embarazo, la lactancia, los cambios de peso, la gravedad y el paso del tiempo contribuyen a que las mamas, en determinados casos, aumenten excesivamente de volumen y en otros, pierdan progresivamente su firmeza y se vuelvan flácidas y péndulas. En ambas condiciones se puede observar una disminución de la confianza y autoestima de la mujer hasta el punto de sentirse avergonzada por su aspecto.

La mastopexia exclusivamente busca recolocar la mama en su posición original, mientras que la mamoplastía de reducción además de esto pretende reducir el tamaño mamario.

Ambos procedimientos tienen una duración entre dos y cuatro horas. El cirujano realiza incisiones alrededor de la areola y por debajo de la mama en “T” invertida, elimina el tejido excesivo (en la mamoplastía de reducción), recoloca la mama, el pezón y la areola en una posición más elevada y luego la piel es suturada con hilos finos.

Al terminar la cirugía, se coloca microporo en las incisiones y un brassier sin varillas de buen soporte. Es normal que los senos se inflamen y se sientan tensos durante los primeros días, para lo cual se le indicarán medicamentos antiinflamatorios y analgésicos. Puede presentar equimosis (moretes) o disminución temporal (en diversos grados) de la sensibilidad mamaria y de los pezones.

Se le citará entre cinco y siete días después de la cirugía para valorar su evolución y retirar los hilos de sutura. A los seis a diez días ya puede retomar sus actividades diarias.

Recomendaciones

  1. Cada día báñese con agua y jabón sin retirar el microporo de las incisiones.
  2. Absténgase de fumar y tomar licor hasta dos semanas después de la cirugía.
  3. Utilice el brassier noche y día por 15 días, para modelado y soporte.
  4. Evite saunas, piscinas y el agua de mar hasta 15 días después de la cirugía.
  5. No realice ejercicio físico hasta un mes después de la cirugía.
  6. Si presenta fiebre, secreción excesiva por las heridas, aumento de tamaño, calor o enrojecimiento mamario, consulte inmediatamente con su cirujano plástico.

Fotografías

Es importante comparar sus imágenes pre y post-operatorias para establecer y valorar en forma objetiva el cambio que se ha producido. Es por esto que su cirujano le tomará fotografías antes y después de su procedimiento quirúrgico.

Anestesia

La operación puede realizarse bajo anestesia local o anestesia general. En el caso de que usted elija anestesia local, esta se acompaña de sedación con el objetivo de que usted no sienta ningún dolor ni tenga recuerdos negativos. Si usted prefiere anestesia general, ésta debe ser proporcionada por un Especialista en Anestesiología y usted dormirá durante todo el procedimiento.