Otoplastia

De los diferentes elementos faciales, las orejas se destacan con mucha facilidad, por lo que es deseable que su configuración y tamaño sean proporcionales al rostro. Alteraciones en la forma o tamaño de las orejas pueden alterar la autoestima y disminuir la confianza personal tanto de niños como adultos. La deformidad auricular más frecuente se denomina popularmente “orejas en azucarera” y se da cuando los pabellones auriculares están muy separados de la cabeza.

La otoplastía es el procedimiento quirúrgico que busca corregir deformidades de las orejas. Puede tardar entre una y dos horas. El cirujano realiza una incisión por detrás de cada oreja, modela el cartílago mediante hilos de sutura que lo traccionan hacia atrás y luego sutura la herida cuya cicatriz posteriormente queda oculta tras la oreja.

Al terminar la cirugía, se coloca microporo sobre las heridas. Es normal que sienta leve dolor de cabeza, inflamación, calor local y eritema (orejas rojas) durante los primeros días, para lo cual se le indicarán medicamentos analgésicos y antiinflamatorios.

Se le citará entre cinco y siete días después de la cirugía para valorar su evolución y retirar los hilos de sutura. A los siete días ya puede retomar sus actividades diarias.

Recomendaciones

  1. Al bañarse no retire el microporo sobre las heridas.
  2. No fume, ni ingiera licor, ya que se retarda la cicatrización.
  3. Evite saunas, piscinas y el agua de mar.
  4. Evite realizar ejercicio físico que pueda lesionar sus orejas.

Fotografías

Es importante comparar sus imágenes pre y post-operatorias para establecer y valorar en forma objetiva el cambio que se ha producido. Es por esto que su cirujano le tomará fotografías antes y después de su procedimiento quirúrgico.

Anestesia

La operación puede realizarse bajo anestesia local o anestesia general. En el caso de que usted elija anestesia local, esta se acompaña de sedación con el objetivo de que usted no sienta ningún dolor ni tenga recuerdos negativos. Si usted prefiere anestesia general, ésta debe ser proporcionada por un Especialista en Anestesiología y usted dormirá durante todo el procedimiento.